Estás en: Cuentos · Otros cuentos y poesías · El niño perdido

"El niño perdido"

de Leonora Daniela Mazza

Obtener archivo MP3::Obtener archivo OGG

Cuentan la historia sobre un niño perdido. Una noche oscura y calurosa salió corriendo de su cuarto. Corrió y corrió días enteros. Tal vez fueron dos, tres, o cuatro días...

A medida que corría se iba olvidando de quién era. Agotado físicamente, hambriento y sediento fue deteniendo su marcha.

Comenzó a caminar, a serenarse, a pensar, a respirar… Un silencio perfecto lo envolvió...

Queda inmóvil en una pradera de bellísimo follaje, un arroyo con una cascada que sonaba igual que un día de lluvia, espumante, fresca, salvaje y vivaz.

Flores de colores por doquier con perfume celestial. Pájaros volando, cantando, danzando; peces y otros animales completaban el cuadro.

El sol entrando a través de altísimos árboles como cortinas de luz y calor decorando, con aroma de exquisito verdor.

El niño da vueltas sobre sí mismo para disfrutar de todo aquello.

Abre sus brazos para sentir el espacio hallado y abrazarlo de alguna manera.

El calor del sol de la tarde y la frescura que irradia la cascada que salpica sus pies lo invaden de deleite interno y externo.

De pronto un ciervo joven se presenta:

- Hola ¿Eres un cazador?

- ¿Qué es un cazador? – le responde el niño.

- Es un hombre malo que caza animales. -

- Ah! no, eso no soy – dijo el niño acompañando su respuesta con un movimiento de cabeza apurado. – ¡jamás te mataría! – agregó.

- ¿Eres un leñador?

- ¿Qué es un leñador? – pregunta el niño.

- Es un hombre malo que corta los árboles.

- Ah!! No!!! Eso tampoco soy.

- ¿Eres un pescador?

- No, tampoco soy un hombre malo que mata peces. – responde rápido y seguro.

- Ya veo,...no eres un hombre adulto. Un animal tampoco eres... – sugirió el ciervo pensativo. - ¿qué eres?

- ¡¡¡¡Soy un niño!!!! – dijo ofendido casi gritando.

- ¿Un niño?? No te pareces a un niño… - afirma el ciervo.

- ¿Por qué? ....Si me veo como un niño!!! – exclama angustiado.

- Porque los niños al igual que los cachorros animales se ven diferentes a ti, se ven….

- ¿Cómo??? – pregunta angustiado el niño. - ¿Cómo me veo?

- Se ven más... más... felices… ¿qué te ha pasado pequeño humano? ¿De qué escapas?– pregunta el ciervo.

- No lo recuerdo…no puedo recordar nada...debo regresar por donde vine para poder encontrar una respuesta… ¡Adiós amable ciervo! – balbucea y se apresura a retomar el camino.

- ¡Espera niño! Ahora estás aquí y será por algo importante. Eres nuestro invitado de honor. Disfruta de nuestro hogar. Bebe del arroyo. Come las frutas que deseas. Juega con los animales y aprende de ellos. Ríe, canta y descansa sobre la hierba. Luego si lo deseas, regresas por donde viniste.

El niño disfrutó de todo lo ofrecido con tanta amabilidad. Rió hasta dolerle el estómago, saltó y corrió descalzo sintiendo la hierba entre los dedos de sus pies, se sanó de todas sus heridas físicas ocasionadas por tremenda corrida vivida, rodó por el césped sintiendo el rocío y perfume del follaje en su piel, nadó con los peces, saltó de la cascada un montón de veces!!! y saboreó las frutas frescas que la naturaleza brindó. Nunca se había sentido tan feliz.

Cuando se estaba despidiendo del lugar, de sus habitantes, su visión comenzó a alterarse, a oscurecerse...recordó por qué había corrido tanto.

Despertó agitado en la cama de su habitación. Miró calmosamente a su alrededor buscando a sus nuevos amigos, reconociendo el lugar…

Descubrió en ese momento que no era un niño, era un hombre…

- ¡¡¡Fue todo un sueño!!!- se dijo angustiado.

Saltó de la cama, abrió la ventana de su cuarto y se encontró con bocinas de autos sonando estridentes en sus oídos, smog ensuciando su rostro entrando hollín, calor y gases tóxicos. En lugar de aquél paisaje, visualizó pavimento ardiente y maloliente, edificación sin límite en todas direcciones prohibiendo percibir el cielo, el sol, vehículos de todo tipo, gente y gente subiendo y bajando, entrando y saliendo, hablando, gritando,…

Se sentó en la cama y recordó cómo era su vida, lo que vivió en aquél lugar y lo que vivirá a partir de ahora.

Obtener archivo MP3::Obtener archivo OGG

Safe Creative #0906214047186